Lesión en manguito rotador

por | 1/03/2020 | Higiene postural | 0 Comentarios

La lesión del manguito rotador es una afección muy común en la actualidad, especialmente en personas que practican alguna actividad física que implique el uso excesivo de la articulación del hombro.  Hoy en el blog de fisiomed2001 – fisioterapia Móstoles te hablamos sobre este tipo de lesiones.

¿Qué es el manguito rotador?

El manguito rotador es una estructura anatómica que corresponde a la articulación del hombro. Esta zona permite realizar diferentes movimientos, como, por ejemplo, la elevación de los brazos.

También ejecuta los movimientos de rotación del hombro. A su vez, está formada por planos musculares, es decir, están involucrados cuatro músculos, los cuales son:

  • Subescapular.
  • Supraespinoso.
  • Infraespinoso.
  • Redondo menor. 

Estos músculos se originan de porciones diferentes de la escápula y se van a insertar en el hueso del brazo, el húmero. Por esta razón, forman parte de la articulación del hombro. 

¿Qué es una lesión del manguito rotador?

Ahora que entiendes qué es el manguito de los rotadores, es importante mencionar que, como toda articulación, si se estimula de manera exagerada, se pueden desarrollar lesiones. 

Así mismo, cuando esta serie de músculos y ligamentos que protegen y mantienen unidos el hueso húmero a la escapula está expuesta a una constante presión, se puede desencadenar tensión entre los espacios desde donde nacen los músculos hasta donde se insertan. 

Todo lo anterior causa que los músculos sufran especies de “pellizcos” y aparezcan síntomas molestos, como por ejemplo el dolor y la inflamación. 

Causas de la lesión del manguito rotador

La causa que desarrolla la lesión se debe, en la mayoría de los casos, por traumatismos de la articulación del hombro. Esto quiere decir que se somete a presiones elevadas la zona del hombro y genera dolor. 

Por otro lado, se pueden dividir las causas de acuerdo con las lesiones que se puedan presentar en esa zona. De esto se desprende que las lesiones puedan ser de dos tipos:

  • Traumáticas, aquellas relacionadas con actividad física, más frecuente en personas jóvenes.
  • Degenerativas, asociadas con pinzamientos de los músculos, y que afecta a las personas de edad avanzada. Además, si se desgasta por completo el cartílago, puede ocasionar tendinitis en el hombro. 

Factores de riesgo para las lesiones

Más que causas específicas, existen factores de riesgo que puedes inducir a la aparición de la lesión. En este sentido, si estos factores de riesgo no son identificados, puede ocasionar tendinitis del manguito rotador. 

  • Personas atletas. Practicar alguna actividad física es uno de los principales factores desencadenantes.: jugadores de béisbol, arqueros o jugadores de tenis, entre otros. 
  • La edad es otro factor determinante, ya que, a mayor edad, los cartílagos de las articulaciones se desgastan, ocasionando malestar y dolores articulares. 
  • Trabajos pesados donde se ejerce demasiado peso sobre la articulación. Un ejemplo es el trabajo de construcción, en el cual constantemente se mueven los brazos y se cargan pesos elevados. 

 

Tipos de lesiones del manguito rotador

Las lesiones que pueden afectar a los tendones del hombro, causando inflamación y desgarramiento de los músculos que conforman el manguito. De esta manera, se desarrolla tendinitis hombro. 

Específicamente, las lesiones están divididas de la siguiente manera:

  • Tendinitis manguito rotador. Ocurre cuando los tendones de la articulación se inflaman, como consecuencia de quedar “pellizcados” con las estructuras vecinas. 
  • Desgarramiento de los músculos del manguito rotador. Esto se genera porque uno o todos los músculos que componen la articulación se “rompen” de manera parcial o total. Por lo general, la causa es un accidente. 

Síntomas de la lesión del manguito rotador

Los síntomas que generan estas lesiones parten de un fuerte dolor de hombro.

Igualmente, este dolor no se instala de manera brusca, sino que es de manera gradual a medida que se pone en marcha la estimulación de la articulación con los movimientos del hombro. Por este motivo, los síntomas relacionados con la lesión son:

  • Dolor de hombro, principalmente, en la parte superior. Al mismo tiempo, el dolor puede extenderse hasta el brazo. 
  • Debilidad de la articulación que se refleja en menor capacidad de cargar peso. 
  • Limitación de los movimientos, como consecuencia del dolor y la debilidad. 
  • Inflamación. 
  • Disminución del sueño si se apoya el cuerpo sobre el hombre lesionado. 

Diagnóstico de la lesión del manguito 

El método para diagnosticar las lesiones en la articulación del hombro es a través de la exploración física. 

Durante la evaluación, se solicita al paciente que realice movimientos, desplazando el brazo en todas las direcciones. Además, el medico puede presionar sobre esa estructura para observar si hay dolor.

No obstante, el diagnóstico se puede apoyar en otros métodos, como por ejemplo:

  • Radiografías de hombro. En estas imágenes no se expone el desgarro de los músculos, pero si se pueden observar alteraciones óseas que pueden estar relacionadas con el dolor del hombro. 

Tratamiento de la lesión

Básicamente, el tratamiento se divide en farmacológico y terapéutica farmacológica. En el primero, se hace uso de medidas terapéuticas tradicionales, tales como:

  • Descanso de la zona. Es recomendable cumplir con reposo laboral para restituir la función completa del hombro.
  • Fisioterapia, este tratamiento se realiza aplicando compresas de agua fría, lo que ayuda a desinflamar el área. 

Por el contrario, la terapia farmacológica consiste en la ingesta de medicamento y procedimientos invasivos, los cuales son:

  • Uso de analgésicos y antiinflamatorios. 
  • Inyecciones, conocidas como infiltraciones. Si el tratamiento con antiinflamatorios por la vía oral falla, se puede inyectar esteroides directamente en la articulación para aliviar la inflamación.
  • Cirugías. Con este método, se pueden reparar los tendones o realizar un cambio total de la articulación con la ayuda de una prótesis. 

Prevenciones

Para evitar las lesiones, es aconsejable realizar:

  • Realizar ejercicios de bajo impacto, principalmente estiramientos que le otorguen flexibilidad a las articulaciones. 
  • Utilizar protectores en las articulaciones a la hora de practicar ejercicios. 

Complicaciones

Es importante que las personas que padecen estas lesiones estén conscientes de las complicaciones que pueden acarrear si no cambian los hábitos en su estilo de vida. 

Lo más recomendable es que sigan los consejos no farmacológicos. De no seguir la terapia, pueden aparecer las siguientes complicaciones:

  • Degeneración constante y paulatina del hombro. 
  • Incapacidad total de la movilidad del hombro afectado, y, por ende, de todo el miembro superior.

No olvides echar un vistazo al contenido de nuestro blog Fisiomed2001 – fisioterapia Móstoles.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *