Ondas de Choque

Tratamiento de Ondas de Choque

Las ondas de choque se utilizan para tratar patologías del aparato locomotor.

Este tipo de tratamiento, acelera la producción de colágeno, necesaria para la reconstrucción de cualquier tipo de tejidos. Además, el tratamiento por ondas de choque en fisioterapia permite disolver calcificaciones, evitando la necesidad de que tengan que eliminarse por cirugía.

Las ondas de choque resultan efectivas en fisioterapia en el 90% de los casos. Por lo que, sólo en el 10 % resulta necesario utilizar otro tipo de terapias.

En general, se aplican entre 3 y 6 sesiones, según evolución del paciente.

Hay que reconocer que cada persona siente el tratamiento con ondas de choque de manera diferente. Mientras algunos pacientes no consideran el tratamiento como desagradable, otros pueden sentir dolor.

El mejor éxito del tratamiento se logra en cooperación con el paciente. Los puntos de dolor se encuentran por palpación de los mismos en el diálogo con el paciente. También es posible encontrar puntos de dolor más profundos directamente con la onda de choque.

Indicaciones de las Ondas de Choque

  • Tendinopatías crónicas
  • Tendinopatía calcificante del hombro.
  • Epicondilopatía lateral del codo (codo de tenista)
  • Síndrome de dolor del trocánter mayor
  • Tendinopatía rotuliana
  • Tendinopatía de Aquiles
  • Fascitis plantar, con o sin espolón en el talón
  • Síndrome de estrés tibial (férula en la espinilla)
  • Síndrome miofascial
  • Enfermedad de De Quervain
  • Dedo en gatillo
  • Síndrome del túnel carpiano

Efectos Secundarios de las Ondas de Choque

Se observan los siguientes efectos secundarios del tratamiento con las Ondas de Choque:

  • Hinchazones, enrojecimientos, hematomas
  • Petequias
  • Dolores
  • Lesiones de la piel en el caso de un tratamiento anterior con cortisona

Normalmente, estos efectos secundarios se atenúan después de 3 a 7 días.

Ir arriba